sábado, 2 de julio de 2016

El famoso huevo

Existen personajes que nos inquietan, que nos transmiten un sentimiento de rechazo o quizás de incomprensión por no formar parte de nuestra cultura. Son personajes con los que no hemos crecido, de los que no sabemos nada, si vienen de un cuento, de un dibujo de la televisión o si son producto de las historias transmitidas de boca en boca por abuelitas. No sabemos identificar a simple vista si son buenos o malos (importantísimo en cualquier cuento), simpáticos o detestables, si logran hacer cosas importantes o son simples segundones en la historia. Pero llega un día en el que este personaje se cuela en casa e intentas buscar en un rincón de tu memoria cualquier dato que te haga reconocerlo y ponerle nombre. Para mí este es el caso de Humpty Dumpty, un señor huevo con traje, zapatos y aire elegante, en algunos casos incluso con pajarita o corbata, cinturón, sombrero y tal vez hasta sosteniendo un puro… pero ¡sin dejar de ser un huevo!


Este personaje, como he dicho llamado Humpty Dumpty que en español viene a ser Zanco Panco, me sonaba de haberlo visto en una imagen con Alicia en el país de las maravillas (concretamente aparece en A través del espejo y lo que Alicia encontró allí) en la que los dos mantienen una entretenida conversación.

Alicia, en un primer momento, ve un huevo sentado en un muro y se sorprende de que tenga ojos, nariz y boca pero no tarda mucho en identificar a Humpty Dumpty. ¡No puede ser nadie más que él! ¡Estoy tan segura como si llevara el nombre escrito por toda la cara!, nos dice Alicia. Y es que ella sí reconoce al personaje. El huevo explica a Alicia el significado de algunas palabras, lo que desconcierta a la niña pues para nada se corresponden los significados con los términos a los que se refiere. Cuando Alicia se lo hace ver, él le contesta:


-Cuando yo uso una palabra -insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso- quiere decir lo que yo quiero que diga… ni más ni menos.
-La cuestión -insistió Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
-La cuestión -zanjó Humpty Dumpty- es saber quién es el que manda… eso es todo.

 El huevo deja claro a Alicia que el que manda lo establece todo hasta el significado de las palabras. Una importante enseñanza de la que Alicia debería tomar nota pues ¿no es así en la vida real? El que manda pone la norma. Además Humty Dumpty le da a Alicia algunas definiciones de las palabras sin sentido que la niña tiene que descifrar  del extraño poema del Galimatazo. Lewis Carroll crea este poema que viene a formar parte de la literatura Nonsense, es decir, de disparates, de retorcer las palabras, de jugar con el lenguaje. Es una falta de sentido muy ligada al habla infantil y a los juegos. El Nonsense es una transgresión en las formas comunes de sintaxis y semántica.


Otra de las apariciones de este huevo, que hizo que reparara en él de manera especial por la rareza que me provoca, fue no hace mucho en una película de dibujos que daban en la televisión: El gato con botas. ¿Qué hacía este huevo trajeado con el gato de Shrek? Pues ni más ni menos que  ser su mejor amigo. En la película es un huevo soñador aunque siempre está frustrado por ser un huevo, es la inteligencia frente a la valentía del felino y, al final de la historia, la envidia podrá con él y traicionará a su mejor amigo.

El personaje de El gato con botas tiene sus orígenes en la cultura europea. En 1697 el escritor francés Charles Perrault lo presentó juntó con otros cuentos populares en su libro “Cuentos de mamá ganso”. Por su parte, el origen de Humpty Dumpty es similar puesto que también procede de los cuentos orales de Mamá Ganso o Mamá Oca. Y ¿quién es Mamá Oca? Pues es una mujer de campo contadora de historias aunque no hay ninguna escritora específica que se identifique con tal nombre. Su origen parece ser francés pues es en este país donde aparecen las primeras menciones a la misma, mucho tiempo antes que en el resto del mundo.
Pues bien, Humpty Dumpty es un personaje de una rima de Mamá Oca, creada en Inglaterra y cuya traducción más común puede ser:
Humpty Dumpty sat on a wall,
Humpty Dumpty had a great fall.
All the king's horses and all the king's men
Couldn't put Humpty together again.
Humpty Dumpty se sentó en un muro,
Humpty Dumpty tuvo una gran caída.
Ni todos los caballos ni todos los hombres del Rey
pudieron a Humpty recomponer.
En ningún momento se menciona que el personaje sea un huevo, de hecho la rima es un acertijo, pero se da por sabido que es un huevo puesto que una persona normal no sufriría los daños que se recitan en el poema.
Así, sigo buscando información sobre mi amigo el huevo y descubro que se menciona en multitud de películas, series, música, libros… ¡manda huevos!
Ahora, después de conocer un poco mejor a Humpty Dumpty ya no me resulta tan extraño ni desconcertante. Supongo que todo aquello que desconocemos nos provoca miedo, malestar o rechazo y basta con darle una oportunidad para entender y abrir los ojos a otras realidades, a personas diferentes y maneras distintas de hacer las cosas… aunque sea dentro de una huevera.
Y mejor dejo para otro día hablar de una galleta con forma de muñeco, de lo más siniestra, que vi por primera vez en la película de Los Cazafantasmas y cuya imagen me persigue más espantosamente que nuestro conocido Hombre del Saco. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada