Entradas

El receptor y la modernidad: El impacto de un libro

Imagen
  Los dos polos de toda creación de índole artística: por un lado el artista, por otro el espectador. (Duchamp, 1978, p.162)   Una pared de ladrillos en una sala de exposiciones. En el centro, el libro El castillo de Franz Kafka remplaza un ladrillo y produce una ondulación en el muro. El muro construido ladrillo sobre ladrillo, pero sin ningún tipo de pegamento ni cemento, descansa sobre el libro que provoca cambios y desperfectos en su estructura. Esta obra homónima de Jorge Méndez Blake genera una imagen contundente. Tanto es así que las imágenes de la obra que compartieron miles de usuarios se viralizaron, dando paso a un boom mediático y rebautizándola bajo el título: El impacto de un libro . La obra El Castillo se mostró por primera vez en 2007 en la biblioteca José Cornejo Franco de Guadalajara y hasta 2013 fue instalada en diferentes museos y galerías de la Ciudad de México, París, Venecia, Aspen (EE.UU.) y Estambul. Sin embargo, la obra se hizo famosa cuando sus fo

El paso del tiempo

Imagen
  Amarga la boca triste la mirada y el paso del tiempo surcando la cara. Las manos, navíos que abordan palabras, a veces, canciones en un mar en calma y otras, alaridos en plena borrasca. Sobre la madera un perro descansa, parece que sueña historias pasadas. La silla de siempre sujeta a la rama, la higuera, la sombra, la tierra oteada, y triste la boca la mirada amarga. ¿Qué queda de entonces? La risa cansada el sol de la tarde la silla en la rama. No quedan poemas que llenen las plazas, el sueño ya es otro, el mar es de plata y el paso del tiempo surcando la cara.                                      Maire Kalkowski, Sin título, 2008, acrílico sobre tabla, 81 x 81, Cueva nº 4, San Miguel de Salinas. 

Escribo

Imagen
Escribo por no olvidar, por volver a ver la luna iluminando tu ombligo cada noche húmeda y plata. Escribo por no llorar, y no es de sentida pena, es tristeza reposada de leve añoranza vieja. Escribo por oír lluvia golpeando en mi ventana, y saber su nombre cierto de la gota en movimiento. Escribo por la mañana, igual que el olivo baila en la tarde, sin remedio, en un cuchicheo de hojas. Escribo en esta distancia de días ciegos que pasan, de plumas y alas cortadas, que no se conforman   con recordar tu mirada.                                                                                                                   Día de la Poesía

Que mañana

Imagen
El sol viene trepando por el cielo y se cuela a tiras por la ventana, ha sonado ocho veces la campana y las sábanas caen hasta el suelo. Sobre la mesa fresas y un pomelo y una música que se oye lejana, olor a café, atmósfera liviana, y en el pecho rondando el mismo anhelo. Que mañana el sol esté de resaca, que se cuele tu voz como un murmullo entre los pliegues del cuerpo y la cama. Que mañana el aire sea albahaca y comamos la fruta con orgullo, que nos miremos aún sin pijama.

Décima a la pena

Imagen
La pena vive en sus ojos, mirada de hundida veta; arruga anciana, violeta. Ventanales con cerrojos donde nadan peces rojos. Miran marchar al amigo y se adueñan del castigo de llorarle en cada esquina como ánima campesina en campo seco de trigo. Ilustración: Vincent van Gogh, Trigal con cuervos , 1890, óleo sobre lienzo, 50,5x103 cm, Ámsterdam, Museo van Gogh.

Décima

Imagen
  Mi infancia fue un paraíso donde crecía una flor que jugaba sin temor, sin prisa, sin compromiso, jardín de un tiempo impreciso. Mi infancia fue este lugar: campo, raíces, hogar. Enamorarse en la calle, embeber cada detalle y ser flor del limonar.

Romance

Imagen
  El cielo cabe en un verso me dijiste un mes de mayo y el aire escribe la pausa al ritmo de cada paso. La luna cabe en un verso me dijiste en el verano y tiene risa de plata y dorado en el ocaso. La lluvia cabe en un verso me dijiste sin reparo de la mano me agarraste y bailamos en los charcos. La rosa cabe en un verso me dijiste en un abrazo y palpita cada pétalo que sujeta el fino tallo.   Tu boca cabe en un beso te dije en un arrebato y el sol se puso esa tarde debajo del avellano.